Company Logo

slide 1 slide 2 slide 3slide 3

¿Quién está en línea?

Hay 65 invitados y ningún miembro en línea

save the children

Periódico ABC

Última Hora
  1. LAS CLAVES El Ejército se queja por escrito de la descoordinación con la Generalitat LAS CLAVES Raab se hace cargo del Gobierno tras ser traslado Johnson a la UCI 6.34 Brasil identifica un medicamento prometedor para frenar la reproducción del Covid-19Investigadores brasileños constataron que el Atazanavir, un medicamento usado para el tratamiento de pacientes con sida, tiene eficacia para inhibir la replicación vírica del Sars-Cov-2, el virus que provoca la Covid-19, informaron este lunes fuentes científicas. Los estudios de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), mayor centro de investigación médica de América Latina y vinculado al Ministerio de Salud de Brasil, constataron que el Atazanavir es capaz de frenar la multiplicación del virus y que también reduce el proceso inflamatorio en los pulmones de los pacientes que lo contraen. 6.34 Nueva Zelanda relega al ministro de Sanidad por saltarse el confinamientoLa primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció hoy que relegará en el escalafón del gobierno al ministro de Sanidad, David Clark, aunque mantendrá su cargo, a pesar de saltarse la orden de confinamiento por la Covid-19. «En condiciones normales hubiera despedido al Ministro de Salud. Lo que hizo está mal y no tiene excusas. Pero ahora mi prioridad es nuestra lucha colectiva contra el Covid-19», apuntó Ardern en un comunicado. «Sin embargo tiene que pagarlo. Vulneró la orden (de confinamiento). Mantendrá la cartera de Salud, pero pierde su papel como ministro asociado de Finanzas y es rebajado a la parte más baja del escalafón del gobierno», precisó la mandataria. 6.33 Trump ofrece ayuda al Reino Unido para tratar a Boris JohnsonEl presidente de EE.UU., Donald Trump, ofreció este lunes ayuda al Reino Unido para el tratamiento de su primer ministro, Boris Johnson, hospitalizado en cuidados intensivos debido al Covid-19. «He pedido a dos de las compañías (terapéuticas estadounidenses) líderes, compañías brillantes, han hecho un gran trabajo. Les he pedido que se pongan en contacto con Londres de inmediato», explicó Trump durante su rueda de prensa diaria sobre el coronavirus. 6.33 China no registra muertos por coronavirus y rebaja sus casos graves a 211La Comisión Nacional de Sanidad de China informó hoy de que no se certificaron nuevas muertes por la neumonía Covid-19 en su territorio durante el lunes, cuando los casos graves de infectados por el coronavirus SARS-CoV-2 se redujeron hasta los 211, la cifra más baja desde enero. Durante las últimas semanas la cifra oficial de muertos por Covid-19 se ha mantenido constante por debajo de la decena, y la mayoría de los decesos se han producido en la cuna de la pandemia, la ciudad de Wuhan, donde ahora quedan, según la fuente, 181 de los mencionados 211 pacientes infectados en estado grave. Además, las autoridades sanitarias chinas indicaron que, hasta la pasada madrugada local (16.00 hora GMT del lunes), se diagnosticaron 32 nuevos casos, todos ellos provenientes del extranjero, frente a los 39 (38 de ellos «importados») registrados en la víspera. 6.32 La pandemia del coronavirus sigue imparable en Florida: 254 muertes y 13.629 casos El número de contagios de Covid-19 en el estado de Florida había subido a última hora de este lunes en 305 casos desde el primer informe oficial del día, hasta alcanzar la cifra de 13.629, así como también se sumaron 18 muertes a las 236 iniciales y ya hay un 43,3 % de las camas de hospitalización disponibles ocupadas. Los decesos como consecuencia de la pandemia ahora suman 254 y, según el Departamento de Salud de Florida, los ingresos hospitalarios contabilizados en este estado ascienden a 1.719. 6.31 Un avión de Iberia partió de Argentina rumbo a Madrid con 298 españoles varados Un avión de Iberia salió este lunes desde Buenos Aires rumbo a Madrid con 336 europeos, entre ellos 298 españoles, varados en Argentina a causa de la pandemia de Covid-19. Este es el segundo vuelo especial de Iberia desde Buenos Aires tras el cierre de fronteras en Argentina y la suspensión de conexiones aéreas desde zonas de riesgo por la pandemia de coronavirus desde mediados de marzo. 6.30 Aprobado general para los estudiantes italianos este curso por el coronavirus El Gobierno de Italia ha promulgado un decreto con el que otorga un aprobado general a todos los estudiantes este curso, una medida que busca que ninguno se quede atrás como consecuencia de la emergencia del coronavirus, que ha causado más de 16.000 fallecidos y ha obligado a cerrar escuelas y universidades en el país. «Estamos asegurando el año escolar», ha dicho la ministra italiana de Educación, Lucia Azzolina, en una rueda de prensa. [Lee la noticia completa aquí]
  2. El presidente de EE.UU., Donald Trump, ofreció este lunes ayuda al Reino Unido para el tratamiento de su primer ministro, Boris Johnson, hospitalizado en cuidados intensivos debido al Covid-19. «He pedido a dos de las compañías (terapéuticas estadounidenses) líderes, compañías brillantes, han hecho un gran trabajo. Les he pedido que se pongan en contacto con Londres de inmediato», explicó Trump durante su rueda de prensa diaria sobre el coronavirus. «Vamos a ver si podemos ser de ayuda -añadió-. Nos hemos puesto en contacto con los médicos de Boris Johnson, y vamos a ver qué es lo que pasa, pero (las compañías) están listas para ir (a Londres)«. Trump no entró en detalles, pero dijo que se trata de «un tratamiento muy complejo de las cosas que acaban de desarrollar«, aunque dijo que estas empresas »tienen mucha experiencia en tener que lidiar con otra cosa pero recientemente para esto«. El líder estadounidense, además, lamentó la situación de Johnson y dijo que «una vez te llevan a cuidados intensivos, es algo muy, muy serio con este virus«. A Johnson lo trasladaron a la unidad de cuidados intensivos la tarde de este lunes al haber empeorado su estado de salud por el cuadro de coronavirus que presenta. El primer ministro británico, de 55 años, dio positivo por Covid-19 hace once días y fue ingresado anoche en el hospital londinense de Saint Thomas ante los síntomas «persistentes» que presentaba. «Durante esta tarde, el estado del primer ministro ha empeorado y, bajo las recomendaciones de su equipo médico, ha sido ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital«, señaló su portavoz en un comunicado. El jefe del Gobierno británico fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro médico, ubicado cerca del Parlamento británico, en torno a las 18.00 GMT. Downing Street subrayó que Johnson se encuentra consciente y ha pedido al ministro de Exteriores, Dominic Raab, que ejerza sus funciones cuando sea necesario.
  3. Son las crisis las que miden la talla de los mandatarios, abocados a tomar decisiones cuando el pulso tiembla y la dimensión de las consecuencias de sus actos se cuenta en millones de vidas. En diciembre, en la ciudad china de Wuhan, una megalópolis poblada de rascacielos que crece en las orillas del río Yangtsé, un virus saltó de un animal a un ser humano, demostrando que el azar de un episodio mínimo puede cambiar el mundo para siempre. Meses después, cuando el régimen presume de haber controlado la pandemia, la cifra oficial de muertos ha quedado envuelta en una bruma de preguntas sin responder y la gestión de la emergencia sanitaria acumula críticas, tras conocerse que los médicos y periodistas que se atrevieron a denunciarla fueron silenciados, según reveló recientemente Reporteros sin Fronteras (RSF). Desde hace semanas, la organización alerta sobre el peligro que acecha a la libertad de prensa bajo la bandera de la lucha contra el Covid-19, denunciando su continuo deterioro en países como Hungría, Rusia o Turkmenistán. En un giro propio del guion de una distopía absurda, las autoridades de la república exsoviética han decidido prohibir que la palabra coronavirus aparezca en los folletos médicos, como si negar la realidad fuera lo mismo que ponerle remedio. En Bielorrusia, su poco democrático presidente, Alexander Lukashenko, ha aconsejado a los ciudadanos que jueguen al hockey, convirtiendo el hielo en un anticuerpo. En todos los casos, la ausencia de medios críticos y la bota de la censura son la tónica común. Una sombra autoritaria Ante ese esbozo de la realidad, la tentación de arrojar una mirada pesimista sobre el futuro parece irresistible. Numerosos analistas temen que la pandemia se traduzca en un auge del autoritarismo, sirviendo como excusa para normalizar el uso de la geolocalización o el reconocimiento facial, tecnologías que en malas manos pueden achicar las libertades de los ciudadanos, convirtiendo el mundo en una enorme Xinjiang, la provincia china donde las autoridades comunistas vigilan estrechamente a la minoría uigur. Para otros, el riesgo se sitúa en el aumento de la xenofobia. En enero, se registraron varios ataques contra ciudadanos chinos en numerosos países, reacciones violentas que conjugaban el racismo con el temor a que las víctimas fueran portadoras del virus. El pasado marzo, con la epidemia disparándose en los países europeos, la alcaldesa de Guayaquil impidió el aterrizaje de un avión con tripulantes españoles, poniendo camionetas en la pista del aeropuerto para frenar la maniobra. Por suerte, su decisión no provocó un terrible accidente, pero sirvió para recordar que el miedo suele estar detrás del extremismo y la falta de empatía más elemental. ¿Otra Guerra Fría? A través de Twitter, su red social favorita, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió el pasado marzo un mensaje donde calificaba de «virus chino» al coronavirus, despertando una polémica donde se escucharon acusaciones de xenofobia. Dejando ese aspecto momentáneamente al margen, el comentario del mandatario se enmarca en la tensa relación que Washington ha establecido con Pekín desde el comienzo de su Administración, una batalla librada en el campo de la economía, mediante el establecimiento de aranceles a productos chinos, y en el de la tecnología, con la Justicia estadounidense acusando al gigante Huawei de crimen organizado y robo de secretos. En ese sentido, la pandemia ha inaugurado un nuevo capítulo, que ha incluido teorías de la conspiración sobre el origen de una tragedia sanitaria que amenaza con desencadenar una grave recesión económica. Sin ir más lejos, como explicó en este diario el corresponsal en Shanghái, Pablo M. Díez, algún periódico chino no ha dudado en dar crédito a la presunta fabricación del virus en un laboratorio estadounidense, historia expuesta desde Global Research, un medio canadiense dispuesto a esparcir cualquier explicación sobre la realidad enrevesada y poco probable. Después, según esa misma fuente, la infección se habría expandido en Wuhan, tras la celebración de unos Juegos Olímpicos Militares. En medio de esas historias fantásticas, el otro gran juego geopolítico se está librando con la venta y donaciones de material sanitario. Dispuesto a sacudirse las críticas por su opaca gestión de la pandemia, Pekín suministra a varios países occidentales -y también africanos- mascarillas, guantes o respiradores, productos indispensables en los hospitales de Madrid, Milán o Adís Abeba. En esa pugna, Estados Unidos se está mostrando más discreto. Aunque Washington ha accedido a enviar respiradores a España, después de una conversación entre Trump y el Rey Felipe VI, el presidente se no se ha mostrado especialmente prolijo, afirmando que su prioridad consiste en cubrir las necesidades de su país, que no parecen del todo garantizadas; según The Guardian, el mandatario habría pedido a algunos socios europeos y asiáticos, incluido China, productos de los que carece. A largo plazo, las consecuencias de estas políticas desiguales son todavía indescifrables. Como antídoto a una posible dependencia, cabe mencionar que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se ha curado en salud, expresando su deseo de que el país se suministre de su propio material, fortaleciendo la industria con el objetivo de que la «soberanía nacional» quede intacta. Desde luego, es improbable que la expansión de la influencia China, un país donde conviven el autoritarismo comunista y el escaso respeto de los derechos humanos con una economía potente y nada respetuosa con la naturaleza, alumbre un futuro esperanzador. Si la democracia liberal retrocede, también lo harán las libertades básicas -la libertad de prensa, a manifestarse-, el respeto al individuo o el multipartidismo, por citar solo algunos de los pilares que sustentan el sistema que ha proporcionado bienestar durante décadas a nuestras sociedades. Caos político Como equilibristas entre el miedo y el deseo de lograr un desenlace tan feliz como sea posible, los mandatarios luchan por superar esta crisis sin arruinar su futuro político. En Iberoamérica, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el de Brasil, Jair Bolsonaro, han negado durante semanas la gravedad de la pandemia, animando a la gente a salir a la calle. En Italia, el presidente del Partido Democrático, Nicola Zingaretti, recomendaba a los milaneses disfrutar del aperitivo, poco antes de que el número de casos saltara por los aires. En España, el Gobierno autorizó la celebración de la manifestación feminista del 8 de marzo, advirtiendo un día más tarde de que el virus iba a hacer estragos, con la población atónita ante el cambio de discurso. Desde el Elíseo, se permitió la celebración de la primera vuelta de las municipales francesas, a pesar de que los casos se estaban disparando y el panorama no era halagüeño. Queriendo atajar la epidemia sin frenar las infecciones, con la idea de crear un gran grupo de inmunidad, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, tuvo que abandonar sus planes ante el riesgo de que dos millones de británicos perdieran la vida. En Estados Unidos, el presidente, Donald Trump, se burlaba del coronavirus, lamentando que no podía tocarse la cara, antes de que los hechos le obligaran a admitir la gravedad del trance. Con los hospitales de Nueva York colapsados, la Casa Blanca calcula que pueden fallecer 100.000 personas. Serán las urnas, en los países donde se puede votar o celebren elecciones limpias, las que midan el favor o descontento de la población ante la gestión de sus líderes. El debate sobre el cambio climático Sería injusto, en medio de este panorama triste, no encontrar un pequeño espacio para la esperanza. Sorprendidos ante el golpe de la naturaleza, hay voces que señalan que la tragedia provocada por el coronavirus servirá para concienciar sobre el cambio climático, ahora que en los cielos de las ciudades vuelven a lucir las estrellas y los animales se aventuran a recuperar los espacios abandonados por el ser humano. En las redes sociales, los ciudadanos comparten fotografías de la ciudad de Madrid libre de contaminación, con la silueta de las torres de Chamartín recortando un horizonte limpio. Repletos de agua cristalina, los canales de Venecia parecen reivindicar la antigua gloria de la Serenísima. Según el medio CarbonBrief, las emisiones de CO2 en China se redujeron un 25 por ciento tras las restricciones impuestas para frenar la pandemia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lamenta que «entre 2030 y 2050, el cambio climático causará unas 250.000 defunciones adicionales cada año». No obstante, hay que ser prudente. El parón puede reverdecer los campos, pero también desembocar en una brutal crisis económica, que sin duda dañará las condiciones de vida de millones de personas. Difícil conclusión Con la crisis sin terminar, resulta arriesgado resolver de manera contundente qué repercusiones tendrá el coronavirus a nivel geopolítico. Si atendemos a la Historia, parece innegable afirmar que sus consecuencias definirán las próximas décadas, aunque resulta difícil establecer cómo. Por primera vez, el hombre se encara con una pandemia en un mundo globalizado, observando su desarrollo casi en directo a través de las redes sociales y sorprendido de que el avance tecnológico no haya conseguido doblegar la naturaleza. Con fronteras cerradas y la reducción al mínimo del tráfico aéreo, el movimiento de personas se ha visto súbitamente detenido, como también el turismo. Sin aventurar una conclusión, sí parece evidente que 2020 ha inaugurado un nuevo punto de inflexión en el siglo XXI.
  4. Si tuviera que poner título a mi carta sería “el camino hacia la ruina”. Tengo 39 años y dos niñas pequeñas (de 8 y 11 años) y hasta esta mañana tenía trabajo fijo en mi clínica dental. Soy higienista dental y para montar mi clínica hace nueve años ahorré durante mis primeros seis años de sueldo. Cuando la abrí la cosas no fueron fáciles, así que trabajé duro durante dos años sin cobrar (eso sí, pagando religiosamente la Seguridad Social) porque no había más dinero. He llorado, he sudado, me he quitado muchas horas de ser mamá para atender mi negocio. Hoy me ha tocado mover ficha, porque llevo tres semanas en mi casa encerrada con mis hijas y con el cierre bajado de la clínica dental. Así que esta mañana decidimos todos los asalariados presentar la baja voluntaria: la Seguridad Social la tendríamos que seguir pagando, más la cuota de autónomos de mi compañero y los suministros del local. La ley no contempla el cierre de nuestro negocio, pero la realidad es otra: los pacientes no van a venir y nosotros no los vamos a atender porque no disponemos de los mecanismos para no contagiarnos ni contagiarlos. No sería ético. Así que el propio Gobierno nos ha llevado a tomar la decisión de cierre y baja. No podemos acogernos a los ERTEs y si lo intentáramos, con las causas más que obvias, no solo nos lo van a denegar sino que además tendríamos una multa de 3.000 euros. A mí me parece que esto es una pasada increíble, así que seguiremos cuidando niñas en casa hasta que algún día podamos volver a la "normalidad". Arruinados, sí, pero con la conciencia tranquila. * Begoña Pascual es higienista dental. Si tú también quieres compartir tu testimonio sobre cómo estás viviendo la situación provocada por el coronavirus puedes hacerlo escribiendo a testimonioscoronavirus@abc.es Debes indicarnos tu nombre completo, DNI y lugar de residencia. Seleccionaremos las historias más representativas para publicarlas en ABC.es
  5. Si hay quienes ya de por sí duermen mal, puede que desde que comenzó la cuarentena propiciada por la crisis del coronavirus no hayan pegado ojo. También, estos que ya sufren con normalidad los achaques de un mal descanso ahora se ven acompañados por otros tantos que, tras ver rota su rutina diaria, encuentran problemas para conciliar el sueño. Dormir bien es casi un arte que cuesta mucho dominar. Y, aunque siempre es importante establecer rutinas saludables para poder tener una buena higiene del sueño, durante el confinamiento es imperativo. Debemos esforzarnos, desde el momento que nos levantamos, para poder disfrutar de una noche de sueño reparador. El neurocientífico de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Diego Redolar, explica que, durante la cuarentena, hay dos perfiles de personas que pueden encontrar dificultades para dormir. Por un lado, explica que un grupo más minoritario puede tener problemas para conciliar el sueño debido a un alto nivel de ansiedad . «Cuando nos encontramos en una situación de incertidumbre como esta, si sentimos una falta de control, esto genera ansiedad y por consiguiente afecta a la calidad de nuestro sueño, al encontrar problemas para conciliarlo o experimentar frecuentes despertares», relata el experto. Por otro lado, explica que el grueso de la población puede experimentar dificultades para dormir por el cambio de nuestras rutinas diarias: «La falta de exposición a la luz, de ejercicio físico y de relaciones sociales hacen que nuestro cuerpo no encuentre las señales que necesita para regular nuestros ritmos biológicos». Una rutina saludable Javier Albares, director médico de la Unidad del Sueño de Centro Médico Teknon de Barcelona y miembro de la SES, explica que al perder los «sincronizadores externos», como la ya comentada exposición a la luz o la disminución del movimiento físico, nuestro cuerpo tiene dificultades para repetir el ciclo de 24 horas en el que alterna entre la vigilia y el sueño. Pero, aunque este se vea alterado por el confinamiento, asegura que aun no teniendo las condiciones ideales, sí podemos acercarnos bastante a replicarlas. Diego Redolar explica que contamos con diversas herramientas para poder ajustar nuestras condiciones actuales a las que teníamos antes de comenzar la cuarentena. Apunta en primer lugar la importancia de mantener una rutina y recomienda hacer ciertas cosas siempre a la misma hora. «Poner el despertador, hacer la cama, no quedarnos en pijama... son pequeñas acciones de crítica importancia para nuestro sistema nervioso, ya que esta es la manera de mandarle señales», comenta. Por su parte, Javier Albares habla sobre la importancia de gestionar la luz y la oscuridad: «Si antes del confinamiento ya vivíamos con falta de luz, ahora nos falta más», dice y nos insta por ello a, al levantarnos, «tener la mayor luz natural en casa». Para ello, nos recomienda levantar bien las persianas, hacer vida en la parte más luminosa de la casa y, acostumbrarnos a salir al balcón o asomarnos por la ventana un rato «para que el cerebro se de cuenta de que es de día y nos activemos». Ejercicio físico diario Ambos expertos destacan la importancia del ejercicio físico en estos momentos. Albares recomienda realizar ejercicio, a ser posible, durante la mañana y apunta que lo ideal sería poder hacerlo en un jardín o terraza. También, recomienda que durante la jornada nos levantemos de vez en cuando y andemos cinco o diez minutos por la casa. «Es complicado movernos igual que antes, pero hay que minimizar la vida sedentaria», apunta. Por su parte, el neurocientífico de la UOC habla de las virtudes de todas las «acciones en línea» para hacer ejercicio físico desde casa que estos días encontramos por redes sociales. «Hay rutinas completas, incluso de meditación o yoga. Lo idea sería hacer algo todos los días», explica. Cuidar el «espacio de nuestro dormitorio» es otro de los pilares necesarios para conseguir un descanso placentero. Diego Redolar comenta en primer lugar la importancia de mantener la estancia ordenada. «Al mantener un orden estamos motivando una rutina, lo cual siempre es beneficiosos», dice y añade que debemos ventilar bien la habitación a diario, ya que es importante «tener la cantidad de oxígeno correcta»; si no tenemos una buena ventilación, de alguna manera puede repercutir en la calidad de nuestro sueño. Delimitar el dormitorio Por otro lado, es muy importante destinar el dormitorio a una única función, su principal: dormir. Es por ello que el experto recomienda no trabajar allí, así como, si antes de dormir vamos, por ejemplo, a leer, hacerlo en el salón y movernos a la habitación una vez vayamos a dormir. Por supuesto, ambos expertos recuerdan la importancia de evitar, antes de irnos a la cama, el uso de pantallas, ya que estas desprenden una luz azul que manda señales de activación a nuestro cerebro. Asimismo, Javier Albares indica que, después de cenar, podemos dedicar un rato a hacer mindfulness, meditación o a la lectura; «actividades que nos relajen». «También podemos escuchar música relajada, conversar con nuestra familia o incluso con nosotros mismos», apunta. Por último, es interesante tener en cuenta como afecta la alimentación a la calidad de nuestro sueño. El doctor Albares afirma que debemos cenar al menos dos horas antes de acostarnos, y que nuestra cena debe ser ligera. «Hay que evitar los alimentos con azúcares y los ultraprocesados durante todo el día, y mucho más por la noche», afirma el experto, que, junto a Redolar recomienda seguir, en general, una dieta ligera y evitar, más allá del mediodía, estimulantes como el café, el té o el chocolate. «El consumo de azúcar, en general, nos activa, por lo que es mejor evitarlo a partir de ciertas horas», concluye Redolar.
  6. El consumo de vídeos de ejercicios y entrenamientos, de directos on line de fitness en Instagram y en YouTube y la lectura de consejos para hacer ejercicio en casa se han disparado desde que comenzó el confinamiento debido a la amenaza del coronavirus. Así lo constata la entrenadora personal Patry Jordán, creadora de GymVirtual, un canal que nació en 2014 y que en las últimas semanas ha crecido exponencialmenta hasta superar los 5 millones de entrenamientos consumidos a diario desde YouTube y lograr un crecimiento de entre 20.000 y 40.000 de suscriptores diarios. Además de Patry Jordán, son muchos los entrenadores que a través de sus cuentas de Instagram o sus canales de YouTube ofrecen desde hace semanas sesiones diarias de entrenamiento on line (los recogemos en la agenda de ejercicios en casa de ABC Bienestar). Pero eso no quiere decir que podamos ni debamos atrevernos con todo. Tal como explica Patry Jordán, es importante entender que debemos adaptar el ejercicio a nuestras posibilidades para prevenir lesiones, molestias o sobrecargas musculares. «Si nunca has hecho ejercicio y ahora quieres hacerlo porque tienes tiempo y ganas, es estupendo porque moverse siempre es una buena opción, pero no puedes ejercitarte como si llevases un año entrenando. Cada uno debe conocer su propio cuerpo, escucharlo y saber sus limitaciones. Y no por ello debe sentirse mal», aconseja Patry Jordán. En este contexto en el que resulta fácil encontrar todo tipo de ejercicios on line para practicar en casa lo importante es, según explica Patry Jordan, trabajar sobre una base de concepto global de entrenamiento mensual adaptado a lo que cada uno necesite. Por ejemplo, si una persona nunca ha hecho ejercicio debe empezar por rutinas sin impacto o por rutinas de movilidad para trabajar el core y el equilibrio o incluso para aumentar la propiocepción (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos y de otras partes corporales). Así, la experta explica que los directos on line pueden ser un buen complemento a un entrenamiento reglado y calendarizado. En cuanto a las personas que sí que son más activas y que hacían ejercicio antes del confinamiento, la creadora de GymVirtual afirma que esta situación atípica les ha permitido ver que existen muchas posibilidades para mantener una actividad física constante en casa. «He escuchado a muchas personas decir que este interés supuestamente desmedido por ejercitarse en casa puede hacer que muchas personas se lesionen, pero sinceramente creo que es mejor que una persona se mueva a que nos quedemos en el sofá. Hay que tener claro que se tarda tres veces más tiempo en ganar fuerza y resistencia que en perderla. Moverse en estos días es fundamental», aclara. Si quiero hacer ejercicio en casa, ¿por dónde empiezo? Lo primero que debemos hacer, según explica Patry Jordán, para lograr que el ejercicio forme parte de nuestra vida es crear una rutina, olvidar los agobios y no pasarnos de exigentes con nosotros mismos. «Podemos empezar con 10 o 15 minutos de ejercicio al día, pero ese poquito debe ser inamovible y ampliable con el tiempo. La idea es fijar tu cita con el ejercicio a diario y cumplirla. No importa cuándo ni cuánto, lo importante es que seas constante y que lo hagas cada día sin excusas», propone. «Preocuparse no ayuda a nadie; ocuparse, sí: haz ejercicio por tu salud y haz cosas para mejorar la vida de los demás»Patry Jordán, Otro de los temas fundamentales para mantener una vida activa es dejar de compararse con otras personas y avanzar a nuestro ritmo. Una de las cosas que suele aconsejar Patry Jordán es grabarse mientras se hace ejercicio. «Cuando repasas las grabaciones y compruebas cómo haces el ejercicio, cómo te colocas y cómo te mueves puedes tener una percepción mucho más correcta de lo que estás haciendo bien y lo que no estás haciendo tan bien. Grabarse ayuda a mejorar y además permite que compares la evolución en el tiempo y te sorprendas con la rapidez de los avances. Mejoramos en seguida», asegura. Por otra parte, la experta invita a que la máxima motivación para hacer ejercicio sea la salud y no una cuestión estética. «Los cambios físicos tardan un tiempo en llegar, pero existen otros muchos cambios mucho más importantes que llegan más pronto de lo que se cree. Se gana fuerza, resistencia, energía, mejora el estado de ánimo e incluso la autoestima. Nos sentimos más en sintonía con nosotros mismos», explica. ¿Puede combatir la ansiedad el ejercicio? La aceptación juega un papel importante en los tiempos del coronavirus. De hecho, tal como comenta Patry Jordán, en este momento es normal sentir miedo, incertidumbre o angustia por esta situación. Pero si aceptamos que lo que no es normal es lo que está pasando fuera de nosotros, podremos gestionar mejor las emociones. Tal como aconseja la gurú del fitness es importante ser conscientes de si estamos canalizando esos sentimientos a través de la ansiedad, el insomnio, el hambre constante o la desidia. «Podemos sentir todo eso, pero no debemos dejar que esos sentimientos se apoderen de nosotros», comenta. Una de las claves para gestionar emocionalmente esta situación reside precisamente en pasar de «preocuparse» a «ocuparse». Y así explica Patry Jordán cómo hacerlo: «Si hay un problema que no puedes solucionar, no te preocupes más. Si hay un problema que sí que puedes solucionar, deja de preocuparte y ocúpate. Parece que está bien visto preocuparse de algo, pero la preocupación no salva a nadie. Lo que salva es la ocupación, hacer ejercicio y hacer cosas por uno mismo para salir del agobio y también hacer cosas para ayudar a los demás. Hay que salir del 'yo' y ese es el verdadero cambio de actitud que se necesita», propone.
  7. El confinamiento a causa de la crisis del coronavirus tiene una incidencia en todos los planos de nuestra vida: ha cambiado la manera en la que nos relacionamos con los demás, nuestra manera de trabajar o la manera en la que nos movemos y cuidamos nuestro cuerpo. Dentro de este cuidado se engloba nuestra piel, órgano más que propenso a sufrir lesiones durante la cuarentena. No es raro escuchar que, desde que empezó el encierro, mucha gente ha observado que tiene la piel peor. Más acné, más sequedad y más manchas, algo que a muchas personas extraña, ya que ahora han dejado de maquillarse y exponen menos su piel. ¿Cómo es posible entonces? «La gestión de la incertidumbre y el aislamiento durante el confinamiento pueden propiciar brotes de acné importantes. Además, al estar más tiempo en casa o nerviosos, tendemos manipular más las lesiones consciente o inconscientemente y esto también propicia el empeoramiento», explica Ana Molina Ruiz, dermatóloga en Fundación Jiménez Díaz y profesora de dermatología en la Universidad Autónoma de Madrid. Cuidar la microbiota cutánea Por su parte Cuca Miquel, coach de belleza, explica que aumento de acné puede deberse a que «la piel siempre refleja lo que sentimos», por lo que «el estrés provoca un proceso inflamatorio que hace que nuestras defensas bajen, lo que deja el camino libre a la proliferación de las bacterias que alteran la microbiota de la piel causando el acné». Vicent Alonso Usero, dermatólogo del Hospital Vithas 9 de Octubre en Valencia explica que, no solo el estrés puede empeorar el acné, sino que, además, la falta de sueño puede provocar también brotes. «Por otra parte, ciertas dietas hipercalóricas, ricas en hidratos de carbono de alto índice glucémico podrían ayudar a agravarlo. Estos días de confinamiento se debe intentar seguir una dieta variada, huyendo de dietas con exceso de grasas e hidratos de carbono de alto índice glucémico», apunta el profesional. Los lácteos pueden empeorar el acné, aunque no afecta a todas las personas - Unsplash ¿Qué alimentos afectan más a nuestra piel? Ana Molina Ruiz, dermatóloga en Fundación Jiménez Díaz y profesora de dermatología en la Universidad Autónoma de Madrid, explica que, en general, «se ha demostrado que los alimentos ultraprocesados, ricos en azúcar añadido, pueden empeorar el curso del acné y propiciar la aparición de nuevas lesiones». por eso se recomienda evitar su consumo en pacientes que sufren acné. Comenta que el empeoramiento del acné se produce mediante un proceso llamado glicación, que empeora la enfermedad. «También hay estudios que relacionan acné con productos lácteos, aunque esta relación está menos clara, ya que no se observa mejoría del acné en pacientes a los que se retira de la dieta estos productos», añade la profesional. «Por eso, de momento no se considera necesario suspender los productos lácteos de la dieta de pacientes con acné, aunque si los alimentos ultraprocesados o con muchos azúcares añadidos», concluye.  A quienes se preguntan si la falta de exposición directa al sol es la causante de su nuevo brote de acné, la respuesta de los expertos es clara: no tiene porqué. «Hay que llevar cuidado con pensar que el sol cura el acné», advierte Vicent Alonso Usero. En este aspecto, «controvertido» según Ana Molina Ruiz, la profesional afirma que el sol «puede empeorar estas lesiones cutáneas porque estimula las glándulas sebáceas a producir más sebo», así como el sol provoca un aumento «del grosor de la capa más superficial de la piel, lo cual puede provocar la aparición de comedones», es decir: poros dilatados y taponados. Aun así, la profesional apunta que «es cierto que muchos pacientes notan leve mejoría de su acné con la exposición solar ocasional». Limpieza, dos veces al día Por su parte, Cuca Miquel habla de las posibles virtudes de la exposición al sol controlada, que «ayuda al ánimo y al aporte de vitamina D». Explica que mantener un nivel adecuado de esta garantiza un sistema inmunitario». «Debemos salir cada día a una ventana abierta para recibir la luz unos 10 minutos», recomienda. Los tres expertos aconsejan la limpieza de la piel dos veces al día, siempre cuidándonos de no utilizar productos muy agresivos, ya que debemos, explica la profesora de la UAM, «mantener la microbiota natural de la piel, que nos ayuda a contrarrestar el sobrecrecimeinto de las bacterias implicadas en el acné». Por su parte, el dematólogo de Vithas comenta la importancia de la hidratación de la piel y advierte que no debemos caer en el error de «desecar en exceso la piel acneica», ya que incluso podemos agravar esta patología. Adiós a la limpieza agresiva Para limpiarnos el rostro, recomienda Ana Molina Ruiz usar jabones suaves «que tengan un pH cercano al de la piel», ya que el uso de jabones pH muy elevados limpian en exceso la piel y «destruyen el manto hidrolipídico de la superficie de la piel, arrastrando también la microbiota cutánea». En caso de, durante el confinamiento, nos quedáramos sin productos de limpieza facial y no pudiéramos tener acceso a otros, Cuca Miquel da un pequeño truco casero: «Dos cucharadas de yogur y unas gotas de zumo de naranja, mañana y noche, para proteger la microbiota con los bacilos que aporta el yogur». Por último, Vicent Alonso Usero recuerda que, si hemos sufrido un problema acneico desde que comenzó el confinamiento, lo más posible sea que se haya producido por haber descuidado nuestras rutinas de higiene y limpieza habituales. Por ello, recalca la importancia de las dos limpiezas diarias y de evitar productos agresivos para nuestra piel.
  8. ¿El aislamiento por coronavirus ha hecho que salga a relucir la «cocinitas» que hay en ti? No eres ni la primera ni la última persona que, gracias al confinamiento, ha encontrado un nuevo hobby... ¡Preparar ricos y nuevas recetas! Si lo de ponerte el delantal para hacer la comida y la cena cada día se te queda corto, dado que ahora contamos con más tiempo libre para dedicárnoslo a nosotros mismos y a las personas que queremos, es un buen momento para adentrarse en lo desconocido y aprender a hacer otro tipo de platos. ¿Cómo cuáles? Por ejemplo, hornear nuestro propio pan, hacer torrijas saludables para Semana Santa o preparar yogur. Pero no te preocupes si has escuchado decir que hace falta una yogurtera para preparar yogur en casa... No cabe duda de que con este utensilio de cocina conseguiremos un yogur como los de antes pero, con o sin ella, el resultado será igual de óptimo. ¡Y no hay nada mejor que hacer tu propia comida! Marisa Riquelme, experta en #realfooding, sabe cómo hacer este producto lácteo de ambas formas gracias a una receta que va de padres a hijos... «Tanto mi madre como mi abuela hacen yogur con yogurtera y sin ella. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que para hacer yogur debemos partir de un cultivo de bacterias lácticas. Nuestra función es replicarlas y esto lo podemos hacer de diferentes formas: comprando en un herbolario el cultivo de bacterias para yogur o con un yogur natural», explica, y aconseja que sea con yogur natural de cualquier supermercado porque «es más sencillo para quien no lo ha hecho nunca». Cómo hacer yogur sin yogurtera Sabemos que, en muchas ocasiones, el espacio y el tiempo que dedicamos en la cocina son mínimos, por lo que los yogures los adquirimos en cualquier supermercado. Pero es importante saber que existe la posibilidad de hacer nuestro propio yogur, y el resultado es mucho más saludable. ¡Y verás cómo el sabor es ligeramente diferente a uno comercial! Marisa Riquelme, maestra de las recetas saludables, nos enseña a hacerlo: - 1 yogur natural - 850 ml de leche - 20 g de leche en polvo (opcional) Los tres primeros pasos de la elaboración son exactamente iguales que en la preparación con yogurtera: calentamos la leche hasta los 45 º C, aproximadamente; mezclamos bien el yogur y la leche en polvo si la añadimos y distribuimos en los vasitos hasta gastar la mezcla. Después, debemos buscar el sitio donde realizaremos «la incubación» de los yogures. «Recordemos que se trata de multiplicar los bichitos, por lo que la temperatura no debe ser muy baja ni muy alta. Lo ideal es que estén a 45º C», explica Marisa Riquelme. Esto lo podemos hacer de diferentes formas: 1. Si tenemos robot de cocina será una muy buena opción. 2. Si en casa tenemos radiadores se podría hacer dejándolos toda la noche de forma que no pierdan calor por arriba (tapando con un paño de cocina, por ejemplo). 3. En un termo que aguante bien el calor también se podría hacer. 4. Si tenemos crockpot, (olla de cocinado lento). «Elijas el método que elijas, una vez los tengamos listos, hay que refrigerarlos antes de consumir durante 6 horas, aproximadamente», concluye la experta, que aconseja «añadir otros ingredientes para aportar diferentes sabores, como esencia de vainilla, canela o cacao. Os recomiendo hacer esto cuando los hayáis elaborado ya alguna vez y le tengáis el puntillo cogido». Preparar yogur con yogurtera. - Adobe Stock Así se hace el yogur con yogurtera Para quienes cuentan con espacio en la cocina para tener este utensilio, hacer yogur les resultará más sencillo... sin embargo, no hay tanta diferencia entre la elaboración así y sin yogurtera, ya que los tres primeros pasos de la preparación son exactamente los mismos. 1. Primero hay que calentar la leche hasta los 45 º C, aproximadamente. 2. Después habría que mezclar bien el yogur y la leche en polvo, en el caso de añadirla. 3. Una vez tenemos la mezcla, la distribuimos en los vasitos de manera equitativa hasta repartirla entera. 4. Programamos la yogurtera unas 8-10 horas, más o menos. 5. Pasado este tiempo tendremos nuestros yogures, solamente debemos refrigerarlos unas 6 horas, aproximadamente, y podremos consumirlos.
  9. A partir de hoy habrá toque de queda en un solo estado de Venezuela, según ha informado el régimen de Nicolás Maduro la noche de este lunes. El objetivo de esta medida es «evitar la entrada de paramilitares» y para reforzar el control sanitario en plena crisis por el coronavirus. El toque de queda afectará a los municipios Simón Bolívar y Ureña, en el estado Táchira (al occidente del país), y fronterizos con Colombia y no podrá haber ningún tipo de circulación entre las 4:00 de la tarde y las 10:00 de la mañana del día siguiente. «Denunciamos que factores de poder que hacen vida en el Gobierno de Colombia están tratando de colar paramilitares, desertores y mercenarios para entrar y traer problemas a Venezuela (...) Hoy capturamos a tres paramilitares y un mercenario», dijo el ministro de Comunicación chavista, Jorge Rodríguez, a través de una transmisión por el canal estatal «VTV». Entre los detenidos se encuentra «un mercenario», que, según Rodríguez, habría entrenado en uno de los campamentos que coordinaba el exgeneral venezolano, Clíver Alcalá Cordones, para intentar «perpetrar un golpe de Estado en Venezuela». Alcalá reveló recientemente desde Colombia que él estuvo gestionando el golpe contra Maduro, y que la operación había sido «aprobada» por el presidente interino Juan Guaidó. Rodríguez explicó que los venezolanos deberán retornar por los pasos fronterizos entre Venezuela y Colombia en el horario habilitado para el tránsito. Además, anunció que se les tomarán las huellas dactilares, se les practicará la prueba del Covid-19, quedarán aislados por 14 días en el estado Táchira y «luego sí serán llevados a su destino final», agregó. Hasta ayer, en Venezuela habían sido confirmados 165 casos positivos y el virus se ha cobrado la vida de 7 personas desde el 13 de marzo, cuando apareció el Covid-19 por primera vez en el país sudamericano. La semana pasada, y en medio de la escalada de tensión entre Venezuela y Estados Unidos, el Gobierno de Maduro movió las piezas del tablero después de que el presidente Donald Trump anunciara el despliegue de barcos militares en las costas latinoamericanas para luchar contra el tráfico de drogas en el este del océano Pacífico y el Caribe, con la mirada puesta en México y Venezuela. Maduro respondió a Trump y ordenó mover sus piezas de artillería «para estar preparados para el combate por la paz». Pero hasta la fecha, no ha habido movimiento alguno en el país petrolero. Maduro fue acusado de narcoterrorismo y lavado de dinero, y a su vez Estados Unidos ofreció 15 millones de dólares a quien logre capturar y entregar a las autoridades al dirigente chavista, 10 millones por Diosdado Cabello y otros 10 personajes del régimen.



Powered by Joomla!®. Designed by: joomla 1.6 templates web hosting Valid XHTML and CSS.